martes, 8 de febrero de 2011

The Sanctum


The Sanctum (El santuario), dirigida por Alister Grierson, es la nueva obra producida por el rey del entretenimiento y el cine de masas, el director que consiguió hacer de Titanic la película más taquillera en su momento, y que ha conseguido superarse a si mismo, el año pasado, con la superproducción en 3D, Avatar. Con estos antecedentes, parece que uno se siente prácticamente obligado a asistir a la proyección de un film que cuenta con el visto bueno de uno de los grandes del cine actual como es James Cameron. Y si que puede percibirse cierto aire “cameroniano” en la dinámica de la película, y sobre todo en la estética 3D, pero, por otro lado, si analizamos este producto con calma, nos damos cuenta de que no es oro todo lo que reluce y de que, a pesar de su padrino, resulta una película bastante mediocre.

El Santuario nos narra la historia, supuestamente basada en hechos reales, de un grupo de espeleólogos que se sumerge en lo más profundo de una de las cuevas más inaccesibles y peligrosas del planeta, con todos los riesgos que ello entraña. Cuando parte de la expedición todavía continúa en las profundidades de la gruta, sobreviene un monzón que inunda la cueva prácticamente en su totalidad, por lo que los protagonistas deberán luchar con todas sus fuerzas y valentía para poder sobrevivir.

Como os podéis imaginar, esta historia más que manida y exprimida en diferentes versiones por el cine de acción y de catástrofes naturales, no es más que la excusa para poder desarrollar la tecnología 3D en todo su potencial, y más teniendo en cuenta el juego que puede dar el interior de una cueva subterránea. El resultado final, es hora y media de tensión no muy bien conseguida y una enervante agonía y claustrofobia por parte del espectador, que si bien era la intención que perseguían los creadores del film, lo han conseguido con creces, mientras que, sin el 3D, la película resulta muy predecible y nos deja con un regusto a telefilm de sábado por la tarde.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada